2003…Se puede

Veo a mis hijos crecer, y aquella sensación de imposibles se asemeja a un cuento para niños.

de-la-rua-helicoptero¿Cuánto tiempo pasó del helicóptero que se llevó a un De la Rúa deprimido por no existir?

Aquél informe de Clarín era como si alguien nos vomitara en la nuca: Los Argentinos hemos crecido entre vómitos, y cucharadas de aceite de ricino.

El 2001 no se había retirado de la retina de nuestro destino, y queríamos ver lo que todavía no tenía forma.

Unos años atrás, siendo Gobernador de una provincia al sur de todo (Santa Cruz), entrevisté a un “desconocido” Nestor Kirchner, que llegaba a mi ciudad para conocer al peronismo neuquino.

¿Usted que es de los pagos de Cepernic, una suerte de Gurú de la política de Santa Cruz, no tiene ganas de ser candidato a Presidente?. Le pregunté, con un aire inocente, luego de estar estudiando “datos” de ese personaje que no conocía.

Kirchner, ni lerdo ni perezoso, me miro con mueca de por medio, y me dijo: “Me gustaría…aunque ahora sólo me conozca un 6%  de los argentinos…”

Un porcentaje que dejaría de ser bajo como su presencia en la política argentina…

Miro nuevamente a mis hijos, y sin esperar, que sus miradas me otorguen un “certificado de buena conducta”, los miro con la distancia necesaria y les digo: “Su viejo…ama este país, sus miserias y alegrías. Quiere a este pueblo (por Zapala)  que lo cobijo salvando a sus abuelos de la Dictadura…

Es por eso que voy a volver a participar en política. Soy un militante de la vida, y me siento digno cuando ustedes sepan que “se puede…se puede…creer en el semejante”…

(*) Elecciones 2003 en Zapala  : “Con que ideas seducen los candidatos” (Diario “Río Negro”)

(*) Elecciones 2003 en Argentina: Wikipedia

(*) Elecciones 2003: Informe de la BBC de Londres

(*) Situación Argentina en el 2003: Informe  en PDF

kirchner-electo-2003

¿Cuánto se aleja el horizonte de “se puede” de aquél “Flaco como cualquier otro” que escribiera José Pablo Feinmann en la contratapa de Página 12 aquel 2003?

“El Flaco se llama Néstor, como el Presidente. También podría decirse –sin faltar a la verdad– que el Flaco es el Presidente, porque el Flaco, desde el domingo 25 de mayo de 2003, es el Presidente de este país en que todos estamos y también él; nosotros como ciudadanos, él como Presidente.

Pero cuando amaneció el 25 el Flaco todavía no era el Presidente. Le tenían que poner la banda, tenía que jurar, saludar a los granaderos, advertirles a los ministros que Dios y la Patria les iban a demandar algo que jamás le demandaron a nadie, así estamos. Entonces, volvemos: empieza el 25 y el Flaco todavía no es Presidente.

Para colmo, le hicieron una trampa muy fea, tan fea como podía hacerla el Gran Tramposo, que se bajó del ballottage y lo bajó al Flaco del 70 por ciento al que, cómodo, llegaba. Porque el Flaco, además de Flaco, es alto, de modo que puede llegar al 70 por ciento y hubiera llegado si no fuera porque el Gran Tramposo, que, entre otras calamidades, es muy petiso, no se hubiera bajado, pero se bajó y no hay quién no sepa por qué, el Gran Tramposo se bajó porque cuando sus Amos le dicen “Suba”, él sube, y cuando le dicen “Baje”, él baja, y esta vez le tocó bajar. Tanto, que ya ni petiso es. Tanto, que lo enterraron. Porque de un petiso podrá decirse cualquier maldad menos una: que no ocupa algún espacio en la realidad, que un cacho del ser no le pertenece, por menguado que sea. Al Gran Tramposo, en cambio, nada, tanto lo bajaron que ya no se lo ve. Y creo que somos muchos los que queremos que siga así: ausente de la realidad durante algún tiempo. De aquí a la eternidad, digamos…”

(*) Aquí esta el editorial completo de Página 12…

Anuncios

2 comentarios to “2003…Se puede”

  1. Eduardo Says:

    Dady, lo quiero felicitar por el excelente trabajo de investigación y su valiente postura para difundir la realidad de los hechos ocurridos en Sta. Cruz (y más tarde en la Nación Argentina) durante el mandato de NK.
    Honestamente, lo encontré por ser homónimos de pseudónimos. A mí me dicen Dady desde que nací, hace 55 años, en la Ciudad de Buenos Aires. Por otra parte, estudié periodismo entre 1978 y 1980 pero no me desempeñé profesionalmente sino de modo voluntario haciéndo colaboraciones a distintos medios gráficos argentinos y también del exterior.
    Reitero mi felicitación quedando a la espera de algún nuevo trabajo, esta vez, relacionado con el bochornoso fondo del bicentenario. Quizás, el último manotazo para dilapidar los genuinos ahorros argentinos.

    • notianza Says:

      Le agradezco amigo Dady porteño…la vida nos da la oportunidad permanente de ser un simple encuentro de dignidades de gente que desea un país mejor, con seguridad allí estaremos reunidos.

      Dady Sureño
      PD: Ahora mi objetivo de trabajo es haber sido gestor del Polo Informático Provincial Zapala…lo invito a ver de que se trata
      http://wwww.poloitpatagonia.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: